domingo, 16 de octubre de 2016

¿Cómo explicar al alumnado de primaria y secundaria qué es mindfulness?

¿Cómo explicar al alumnado de primaria y secundaria qué es mindfulness?

A veces sentimos cosas que no nos gustan:

- Estamos enfadados porque alguien nos ha hecho daño.

- Estamos tristes porque no tenemos lo que queremos o hemos perdido algo.

- Tenemos miedo de lo que no conocemos.

- Nos da vergüenza algo de lo que no estamos seguro de que esté bien.

- Envidiamos algo que otra persona tiene.

- Criticamos a otros y les ponemos etiquetas.

- Nuestra cabeza llena de mil pensamientos de lo que hicimos ayer o lo que nos gustaría hacer.

Vamos a utilizar la siguiente metáfora:



Cuando siento todo esto, no me puedo concentrar. ¿Cómo puedo calmarme?

Es muy fácil. Sólo escuchando tu respiración. Allí encontrarás alivio. Además te darás cuenta que las cosas malas no duran para siempre.

Imagina que tus pensamientos son como nubes y que van pasando por el cielo.

Te tranquilizas cuando tu mente y tus emociones se calman también. De esta manera podemos poner atención a las cosas buenas que nos pasan:
sentir el cariño de los amigos y mascotas, ayudar a los que sufren, admirar los dibujos de una amiga, ver nacer una flor,…
Vamos a intentarlo. Vamos a oír nuestra respiración un ratito.

Nos sentamos de forma cómoda, con los pies en el suelo, la espalda recta, sin tensión en el cuerpo. Cerramos los ojos o los dejamos entreabiertos.

Vamos a escuchar nuestra respiración
Es como si jugáramos a atrapar la mente. Vamos a ponerla en la respiración, en una sensación corporal o en un objeto (según el ejercicio que estéis practicando).

Si nos viene un pensamiento, una sensación (frío, calor, picor,…) o un sonido, lo identificamos y lo dejamos pasar. Cuando nos demos cuenta de que la mente se ha vuelto a escurrir… ¡zash! ¡A por ella! ¡A traerla a aquí!.

Dile a tus pensamientos, sensaciones o sonidos incómodos:
AHORA NO ES TU MOMENTO, AHORA NO TE ATIENDO. MAS TARDE, TENDRÉIS VUESTRO ESPACIO

Es muy importante saber que en el momento que los alumno son capaces de hacer este juego de “atrapar a la mente”, ya saben que “no son la mente” (porque son quienes la atrapan). Comprenden que su mente es una cosa y ellos otra, comienzan a aprender que al poder manejar la atención también se sienten mucho más tranquilos y a gusto que cuando la mente va a mil por hora y sin control.

Lo que pensamos no somos nosotros. Las cosas pueden ser agradables o desagradables, debemos aceptarlas sin poner etiquetas. Todo pasa. Si no pensamos en el pasado, no nos molestará. Si no pensamos en lo que va a pasar nos encontraremos más calmados y atentos a lo que ocurre alrededor. En el presente hay cosas nuevas.

Mindfulness te enseñará a ver más allá. A responder a tus emociones, en vez de reaccionar. A empatizar con otros. A calmar tus miedos y enfados. A reconocer que tus pensamientos no son hechos. Te sentirás aliviado y tranquilo Respira…
Pon la atención en tu respiración AUDIO:

https://www.spreaker.com/user/8217383/solo-respira
Publicar un comentario